sábado, 5 de septiembre de 2009

Desmotivación

Ya me pasó en Mayo que los últimos 3 días antes del examen me desmotivé y no me entraba ni una frase. Es cierto que empecé a estudiar como a primeros de mes, aunque no me puse seria hasta 15 dias antes. Hoy no he avanzado mucho, solo me quedan un tema y medio y me sabré el puñetero temario pero mi mente no me deja. No soy capaz de mantener la mente centrada. Así que después de volver a intentarlo ahora, he decidido darme un pequeño relax. Voy a ordenar la mesa que la tengo llena de cosas y voy a repasar los temas que algunos no los tengo mucho claros, y lo que me queda me lo voy a tomar con filosofía, me voy a estudiar el tema y medio entre mañana y el lunes, y con mucha fe en que puedo con esto. La verdad es que como cambia una cuando estudia algo que SI le gusta. Por mucho que quiera el Derecho Administrativo se ha convertido en mi hombre del saco personal, en el coco, ese que está ahí diciendo que se va a truncar un año excelente. Ese que es más leyenda que cualquier otra cosa.
Y aquí estoy yo, para decirme que puedo con él, que solo tengo que hacer un pequeño esfuerzo y sabiendo que si el exámen del martes me sale bien, si me sé las preguntas, tendré hecho en 50% del trabajo del sábado, aunque no suponga saberme la mitad del Administrativo II, estaré con el ánimo levantado.
También me dijo que han sido muchos los exámenes donde llegas un día y sientes que no puedes más, e incluso te planteas retirarte. Este año no sé ni cuantas veces he pasado por la sensación de no sentirme lista para un examen, y luego llegar y aprobar e incluso sacar nota. Pero como digo Administrativo es mi coco particular. Así que solo espero ser lo suficientemente fuerte para no dejarme llevar por lo que me pide el cuerpo (aunque no sé muy bien que es) y que debo poner ilusión para el empujón final. Tal vez no consiga quitarme estas estúpidas tres asignaturas, pero que no se diga que yo no he hecho todo lo que estaba en mi mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario